Reseña Histórica

El territorio geográfico de las provincias de Tierra del Fuego y Santa Cruz, y las Islas del Atlántico Sur, integran la jurisdicción de la Diócesis de Río Gallegos, que fue creada por Bula del Papa Juan XXIII el 10 de Abril de 1961, designando como Iglesia Catedral el Templo Ntra. Sra. de Luján de la ciudad de Río Gallegos. Es la diócesis más extensa de nuestro país. (264.855 km²).

El 12 de julio de 1961 fue designado como primer Obispo Monseñor Mauricio Eugenio Magliano, sdb. Antes de la creación de la Diócesis, estos territorios dependieron de la Sede de Comodoro Rivadavia y, cuando ni siquiera ésta existía como diócesis, formaba parte de la Diócesis de Viedma, de la cual fueron desmembradas al momento de su respectiva creación. Las diócesis patagónicas, son todas ellas sufragáneas de la Arquidiócesis de Bahía Blanca, en la que se encuentra un Arzobispo Metropolitano, como referente pastoral de la región.

Los Padres Salesianos llegaron a estas tierras a fines del siglo pasado. La tarea no resultó fácil en un terreno inhóspito.Mientras que en la región fueguina, se asentó una misión estable en las márgenes del Río Grande, particularmente entre los onas, el mismo Mons. Fagnano, Vicario Apostólico de la Patagonia Meridional con sede en Punta Arenas, ordenó una estrategia misionera consistente en visitas periódicas a las tolderías y poblados alejados, en la región de la provincia de Santa Cruz. Entre los salesianos ha habido misioneros de renombre: P. Beauvoir, P. Savio, P. Torre, P. Manuel González y muchos otros. Se destaca la labor científico-geo-cartográfica ejecutada por el P. De Agostini, quien escaló las principales montañas y a muchas de ellas impuso nombres, dejando un material fotográfico, aún no superado. Estas son a grandes rasgos, las bases sobre las que, surge la diócesis de Río Gallegos.

El 20 de Noviembre de 1962 Su Santidad Juan XXIII declara Patrono Principal de esta jurisdicción a San Juan Bosco, cuya fiesta litúrgica acontece el 31 de Enero.

Con gran entusiasmo y mucho por hacer se comenzó la tarea en la nueva diócesis. En el año 1969 el Gobierno de la Provincia de Santa cruz, hizo construir la Sede del Obispado, que entre tanto funcionaba en el Colegio Salesiano de Nuestra Señora de Luján y la parroquia aledaña, erigida en Catedral. Este edificio está destinado al funcionamiento de la Curia Episcopal y como residencia del Obispo Diocesano y sus colaboradores. Se lo dotó de una amplia capilla y un micro-cine, con capacidad de 250 butacas, muy utilizado para actos de protocolo, graduaciones de universitarios, conferencias y cursos varios.

Durante el gobierno pastoral del Mons. Magliano, quien fue padre conciliar durante el vaticano II, se hicieron presentes algunas congregaciones religiosas femeninas, como la Congregación de la Virgen Niña y de las Hermanas de la caridad de San Vicente, particularmente dedicadas a la atención del Hospital. Así mismo se sentaron las bases para la Acción Católica y la Legión de María.

Inesperadamente, durante el curso de su visita pastoral a Pico Truncado, fallece Mons. Magliano el día 31 de mayo de 1973. La sede estuvo vacante por espacio de un año. El lema que guió su labor pastoral fue: "In cruce, salus" ("La salvación está en la cruz").

Lo sucede en el gobierno pastoral, Monseñor Miguel Angel Aleman, sdb. hasta ese momento Administrador Apostólico "sede plena" de la diócesis de Viedma. Su lema episcopal fue: "Justicia y Paz". Colaboraron con él Mons. Walter Olivieri (Vicario General) y el padre Eugenio Victorino Rosso (Secretario Canciller). Durante este período se imprimió un fuerte impulso del laicado, hacioéndose presentes movimientos de Iglesia como Cursillo de Cristiandad, Encuentro Matrimonial, Renovación en el Espíritu. Se organizó también la Pastoral Juvenil, particularmente asesorada por el Padre Ismael Ricardo Zabala, ofreciéndose a los jóvenes servicios como Eslabón y otros retiros formativos. Se difundieron los encuentros masivos de jóvenes así llamados E.P.A. Encuentro Patagónico Austral y los E.P.I.T.A. (versión para los preadolescentes y adolescentes). Se multiplicaron en el territorio de la diócesis, templos, capillas y Colegios Religiosos en las principales ciudades. Ser dieron comienzo a las peregrinaciones anuales: a la Gruta de Lourdes en Puerto Deseado, a la Virgen del Valle en Caleta Olivia, a Güer -Aike en las proximidades del río Gallegos, convocando multitudes de peregrinos y promesantes, pese a las inclemencias dl clima. Durante el Gobierno Pastoral de Mons. Alemán, se erigió el Seminario Diocesano en Cañadón Seco, para las instancias iniciales de formación de las vocaciones sacerdotales.( 27 de Abril de 1985).

Después de una larga y dolorosa enfermedad, Mons. Miguel A. Aleman, fallece en Bs. As. el 11 de Marzo de 1992. Sus restos son trasladados a Río Gallegos, donde yacen en la Capilla del Obispado. Se inicia así el segundo período de sede vacante, bajo la conducción del Adminsitrador Diocesano, Mons. Walter Olivieri.

El 8 de Julio de 1992, el santo Padre elige para la sede a Monseñor Alejandro Antonio Buccolini, sdb, quien (consagrado Obispo el 26 de setiembre) toma posesión de la diócesis el 3 de Octubre de 1992, en medio de una masiva manifestación popular en las calles de la ciudad. Su blasón episcopal inscribe el lema: "La caridad de Cristo nos apremia".

La tarea pastoral de Monseñor Buccolini se centró principalmente en animar la Comunión eclesial, para lo cual recorrió frecuentemente la diócesis. En repetidas ocasiones le tocó también asumir la mediación conciliatoria en diversos conflictos sociales. Durante su gobierno pastoral, se consolidaron los Consejos Parroquiales con participación de los laicos y los Consejos de Asuntos Económicos para la búsqueda de recursos genuinos y su transparente administración. Anualmente se llevaron a cabo las Asambleas Pastorales (As.Pas.), con la representación de todos los estamentos pastorales, una instancia plenaria para revisión de la marcha y ajuste de objetivos y estrategias del Plan de Acción. Estas asambleas eran y son son el resultado de la actividad desarrollada en los tres decanatos en los que la diócesis ha sido descentralizada: El Decanato Norte, cuyo decano actual es el Padre Enrique Lapadula, sdb., el Decanato Centro, cuyo decano es el Padre Carlos Ángel y el Decanato Austral cuyo decano es el Padre José Ellero, sdb. Los decanos monitorean la pastoral decanal y convocan a encuentros periódicos, las Asambleas Decanales.

La diócesis dispone de una estructura de animación pastoral llamada Consejo Presbiteral, integrado por miembros elegidos por las bases del presbiterio y por el Obispo. Otro cuerpo colegiado es el Colegio de Consultores, designados por el Obispo y cuyo función consiste en sesionar con el Obispo y a su convocatoria, para atender determinados asuntos donde requiere el parecer de los mismos previendo futuras tomas de decisiones.

Solícito en el cuidado de la vida consagrada, Mons. Alejandro Buccolini creó durante su gobierno pastoral la Junta Diocesana de Religiosos, y guió y acompañó el nacimiento de una nueva comunidad femenina de vida consagrada al servicio de la Iglesia Diocesana: la Fraternidad Emmanuel, asociación cuyos Estatutos fueron definitivamente aprobados en el mes de Diciembre del año 2004 y que tiene como carisma “Hacer presente al "Dios con nosotros" en todos los espacios geográficos y de acción pastoral de la Diócesis, a través del servicio de la oración, la alabanza litúrgica en el Oficio Divino, y toda labor apostólica que el Obispo encomiende a las hermanas”.

Existen además otros organismos en los que laicos y sacerdotes participan desarrollando la pastoral de distintos sectores. Entre estos, se encuentra la Junta Diocesana de Catequesis, El Consejo Diocesano de Pastoral Juvenil, Cáritas Diocesana, Comisión Diocesana Judicial para las causas de nulidad de vínculo matrimonial, un incipiente equipo de pastoral social, el Consejo Diocesano de Asuntos Económicos y algunas delegaciones: la de pastoral vocacional, la de Migraciones, Pastoral carcelaria, y de la salud.

El 24 de Octubre de 2005 su Santidad Benedicto XVI aceptó la renuncia presentada por Monseñor Alejandro Buccolini por haber cumplido la edad que prescribe el derecho canónico, y nombró nuevo Obispo de Río Gallegos a Monseñor Juan Carlos Romanín, sdb y fue consagrado obispo el 17 de Diciembre de 2006 en Buenos Aires, por Mons. Agustín Radrizzani, sdb. El 4º Obispo de Río Gallegos inició su ministerio pastoral el 7 de enero de 2006.

El 19 de Febrero de 2011, dentro del especial contexto del Año Jubilar Diocesano, por los 50 años de la erección canónica de la Diócesis, el santo Padre Benedicto XVI designó también para nuestra Iglesia Diocesana un Obispo Auxiliar: Mons. Miguel Ángel D’Annibale, sacerdote de la Diócesis de San Isidro que hasta la fecha se desempeñaba como Vicario general de la misma. Fue ordenado obispo el 29 de abril de 2011, en el salón Juan Pablo II, del Colegio Carmen Arriola de Marín de San Isidro, por monseñor Jorge Casaretto, obispo de San Isidro. Inició su ministerio episcopal como obispo auxiliar de Río Gallegos en el Santuario de San Cayetano el 22 de mayo de 2011.

El 18 de abril de 2012, el Papa Benedicto XVI en conformidad con el canon 401, 2 del Código de Derecho Canónico, aceptó la dimisión al gobierno pastoral de la Diócesis, presentada por mons. Juan Carlos Romanín, sdb. Por lo cual, a partir del mismo día el obispo auxiliar, Mons. Miguel Ángel D´Annibale asumió las responsabilidades de Administrador Apostólico "sede vacante" . El 24 de febrero de 2013 el Papa Benedicto XVI lo nombró obispo de Río Gallegos. Asumió la tarea pastoral el 1 de mayo de 2013 en el Boxing Club de la ciudad de Río Gallegos. Desde ese día es el quinto obispo de la diócesis de Río Gallegos. La información fue dada por el nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig.